Explícanos tu caso

Contacto Principal

Mediación.

La mediación es un proceso de resolución de conflictos en el que un tercero neutral y capacitado,
el mediador, facilita la comunicación y la negociación entre las partes en conflicto. El objetivo de la mediación es que las partes lleguen a un acuerdo mutuamente aceptable, evitando la vía judicial y promoviendo una solución colaborativa y pacífica. Sus principales características son las siguientes:

  1. Neutralidad: El mediador es imparcial y no toma partido por ninguna de las partes, buscando equidad en el proceso.
  2. Confidencialidad: Todo lo discutido durante la mediación es confidencial, lo que promueve la apertura y honestidad de las partes.
  3. Voluntariedad: La mediación es un proceso voluntario, y las partes pueden abandonarlo en cualquier momento si así lo desean.
  4. Enfoque en intereses: Se busca identificar los intereses y necesidades de las partes, en lugar de centrarse únicamente en posiciones opuestas.
  5. Enfoque colaborativo: Las partes trabajan juntas para encontrar soluciones que satisfagan a ambas.

La Mediación desde una Perspectiva Criminológica

La mediación abordada desde una perspectiva criminológica adquiere una dimensión más completa y enriquecedora, ya que la criminología ofrece un conjunto de conocimientos y herramientas especializadas que son de gran relevancia en la resolución de conflictos relacionados con delitos. Algunos argumentos que respaldan la utilidad de abordar la mediación desde esta perspectiva son los siguientes:

  1. Prevención de la revictimización: La mediación desde una perspectiva criminológica busca prevenir la revictimización al tomar medidas proactivas para proteger a las víctimas de conflictos relacionados con delitos. Esto implica identificar y abordar factores que podrían exponer a las víctimas a riesgos adicionales, asegurándose de que el proceso de mediación no genere una situación de vulnerabilidad o retraumatización para las personas afectadas.
  2. Fomento de la rehabilitación: La mediación con enfoque criminológico busca fomentar la rehabilitación de las partes involucradas en el conflicto. Se enfoca en ofrecer soluciones que promuevan la reintegración social y la transformación positiva de los comportamientos antisociales, buscando reducir la reincidencia y fomentar una convivencia pacífica y responsable.
  3. Empoderamiento de las partes: Desde una perspectiva criminológica, la mediación tiene como objetivo empoderar a las partes involucradas, ofreciendo información relevante y recursos para que puedan tomar decisiones informadas durante el proceso de resolución de conflictos. Al brindarles la capacidad de participar activamente en el proceso y considerar sus necesidades y preferencias, se promueve un ambiente colaborativo y equitativo.
  4. Evaluación de los riesgos: La mediación con enfoque criminológico implica una evaluación detallada de los riesgos presentes en el conflicto. Esto incluye identificar posibles amenazas para la seguridad y el bienestar de las partes, así como evaluar las posibilidades de comportamientos violentos o delictivos durante el proceso de mediación. Estas evaluaciones permiten tomar medidas de prevención y seguridad adecuadas.
  5. Promoción de la justicia restaurativa: La mediación desde una perspectiva criminológica se alinea con la justicia restaurativa, un enfoque que busca reparar el daño causado por el delito y restaurar las relaciones entre las partes. Se promueve una resolución que va más allá de la imposición de sanciones punitivas, priorizando la responsabilidad, la empatía y la reparación del daño causado a la víctima y la comunidad.
  6. Atención a víctimas: La mediación con enfoque criminológico dedica especial atención a las víctimas, ofreciéndoles un espacio seguro y respetuoso para expresar sus preocupaciones y necesidades. Se busca que las víctimas tengan una participación activa en el proceso y se sientan escuchadas, contribuyendo a su recuperación emocional y brindándoles apoyo en su proceso de sanación.
  7. Enfoque multidisciplinar y comprensión del contexto social: La mediación desde una perspectiva criminológica considera diversos enfoques y disciplinas para abordar el conflicto. Se trabaja en conjunto con otros profesionales, como psicólogos, trabajadores sociales, abogados y expertos en derechos humanos, para tener una comprensión integral del contexto social y cultural en el que se desarrolla el conflicto. Esto permite una resolución más holística y adaptada a las necesidades específicas de las partes involucradas.
SIN COMPROMISO

Cuéntanos tu caso

Sabemos que en ocasiones es difícil saber con quién contactar. Somos conscientes de que ante determinados problemas, puedes dudar de si un criminólogo puede ayudarte en tu caso, o si necesitas la ayuda de algún otro profesional.

Por eso te ofrecemos asesoramiento gratuito: Cuéntanos tu caso, sin compromiso, y te informaremos de cómo podemos ayudarte.